fbpx

Cuarta revolución industrial

La Escuela de Ingeniería Automotriz y el Club Mechanical Pro Skills organizaron la charla virtual “Cuarta revolución industrial”, con la participación de la Ing. Soraya Ruiz, quien compartió importantes temas relacionados a la industria 4.0 y al desarrollo tecnológico.
La Cuarta Revolución Industrial es un proceso de desarrollo tecnológico e industrial, que está vinculado con la organización de los procesos y medios de producción, al igual que las tres anteriores. La primera vez que se empezó a hablar de todos estos avances como una Cuarta Revolución Industrial fue en el año 2011.
En esta Cuarta Revolución Industrial, los principales factores de los asombrosos cambios que estamos presenciando incluyen el costo decreciente de la computación y los dispositivos conectados, la facilidad de implementación de algoritmos de IA y la caída radical del precio de la secuenciación genética.
Entre las tecnologías más importantes para la Cuarta Revolución Industrial se encuentran:
  • Internet de las cosas
  • Impresión 3D
  • Big Data
  • Inteligencia Artificial
  • Robótica
  • Realidad virtual y realidad aumentada

Esta cuarta revolución industrial permitirá a las empresas ser más competitivas. Los avances científicos y tecnológicos, internet, la digitalización de los procesos industriales muestra que sin duda vamos a presenciar esta cuarta revolución.

Los cambios en el mundo laboral y la configuración del mercado laboral serán algunos de los ámbitos donde las repercusiones serán más importantes. Según algunas previsiones, se perderán 5 millones de puestos de trabajo en 15 países industrializados en los próximos años, como consecuencia de la robotización y mecanización de cada vez más tareas. Esta posibilidad crea un espacio de incertidumbre, dado que serán muchos los trabajadores y trabajadoras a los que afectará la expansión de un nuevo modelo productivo.

Además de los cambios en el ámbito laboral, los avances se dejarán sentir en diferentes aspectos. La nueva economía que se avecina tendrá un alto componente de digitalización. Se espera que, junto a varias repercusiones en ámbitos como la expansión del internet, los avances en la computación y la Big Data, que aparezcan otras, como el desarrollo de nuevas formas de energía, más limpias, la proliferación de robótica y aspectos relacionados con la ciberseguridad y los ciberataques.

Evidentemente, todas estas particularidades que se desarrollarán en los próximos años, o al menos así se espera, implicarán cambios, retos, posibilidades y peligros. Lograr minimizar los aspectos más negativos, al tiempo que se maximizan los elementos positivos, será una de las principales prioridades que tendrán que gestionarse. Y en ello, cobrará gran importancia sin duda, la capacidad de regular de un modo adecuado todo este proceso y sus repercusiones.

En la Escuela de Ingeniería Automotriz, estamos #HechosDeInnovación

 

Para conocer más sobre esta apasionante carrera, ingresa AQUÍ