fbpx

La emergencia en el Relleno Sanitario de El Inga. ¿Qué podemos hacer?

Andrea Jaramillo
Docente y Analista Escuela de Gestión Ambiental

Las 2.200 toneladas de basura que se generan diariamente en Quito se direccionan al Relleno Sanitario de El Inga. Como parte del proceso de descomposición, se genera un líquido conocido como lixiviado, cuyo tratamiento no es tarea fácil, ya que dentro de su composición se puede detallar la presencia de materia orgánica, metales pesados y algunos compuestos químicos que dificultan dicho proceso. Una vez en el relleno sanitario, existe un sistema de tuberías que recogen este lixiviado para transportarlo hacia unas piscinas donde tiene lugar dicho proceso de tratamiento.

En el relleno sanitario, el tratamiento en la piscinas no ha sido un proceso continuo, quedando un remanente que se acumulaba junto con la produccion diaria. Como consecuencia, en la actualidad el sistema se encuentra saturado, por lo cual resulta inminente incrementar la capacidad de almacenamiento de las piscinas para evitar un colapso.

Esta realidad, sumada a la enorme cantidad de basura que los quiteños generamos diariamente y a la falta de cultura de reciclaje, agrava aún más el problema. Entonces ¿qué podemos hacer desde casa? Aprendamos a clasificar los desechos adecuadamente:

  • Los desechos no reciclables, como pañales, servilletas, envoltorios de comida, espuma flex, colócalos en funda negra con doble nudo.
  • Los residuos orgánicos como cáscaras, vegetales y frutas, puedes colocarlos en una compostera. Si no tienes espacio suficiente, puedes hacer una compostera casera: coloca en el fondo de un contenedor una capa de unos 10cm. de hojas secas o pasto, luego una capa de 5cm. de materia orgánica, luego otra capa de hojas secas y así sucesivamente. La composta se formará luego de 6 a 8 semanas.
  • Coloca el papel, cartón, plástico y vidrios en bolsas separadas para entregarlos a un gestor de materiales reciclables o a recicladores base, que dependen de esta actividad para subsistir
  • Los aceites envíalos a gestores ambientales calificados para esta labor.
  • Si en tu casa posees: pilas, baterías, celulares viejos, electrodomésticos pequeños, focos o medicamentos caducados, no lo deseches en la basura común y guárdalos hasta que puedas colocarlos en los puntos de acopio que el Distrito Metropolitano de Quito ha colocado para esta finalidad.

De acuerdo a Diario El Comercio (2020), se tiene previsto que alrededor de $549 000 será el valor que Quito deberá asumir para dar un adecuado tratamiento al exceso de lixiviados en el relleno sanitario. Conociendo esta realidad ¿te unes al reto de cuidar nuestra ciudad?  ¡Todas las acciones suman!

En la Escuela de Gestión Ambiental estamos #HechosDeCompromiso

Conoce más sobre la carrera AQUÍ.