fbpx

El premio “Manuela Espejo” este año es para la Directora de Fundación Talita Cumi

El pasado 4 de abril, en la Sesión Ordinaria del Concejo Metropolitano de Quito, se condecoró con el Premio “Manuela Espejo” a la Tnlga. Rosa Guerra Baquero, mujer que, por más de dos décadas ha trabajado en pro de los derechos de madres solas y mujeres víctimas de violencia, dirigiendo varios proyectos de acogimiento, asistencia, educativos, productivos para la emancipación de las mujeres.
Rosa Guerra, actual Directora Administrativa de la Fundación Talita Cumi, señaló que este reconocimiento lo recibió con mucha felicidad, pero a la vez con mucha sorpresa, puesto que ella no tenía conocimiento de que estaba postulada, ya que dicha postulación nació de los directivos y de las beneficiarias de la fundación. Ella recordó con mucha alegría a las mujeres que han pasado por la Fundación y todos los proyectos que gracias a las alianzas estratégicas como la que se mantuvo con la Modalidad en Línea de la UIDE, ha sido posible que estas mujeres se empoderen y luchen por su felicidad. ”Ahora son mujeres independientes, estudiadas, y empoderadas” dijo con orgullo, “todo lo que ellas tienen en su mente y su corazón, nadie les va a quitar” haciendo hincapié en el estudio, la formación y los objetivos de vida que gracias a proyectos como “Choco cumi”, marca nacida en la UIDE, permitieron este proceso en cada una de las beneficiarias.
Su labor en la actualidad se encamina en preparar a las generaciones que vienen, a quienes tomarán la posta de su organización, a todos los jóvenes profesionales para que se preparen no solo como ingenieros, arquitectos, comunicadores o doctores sino también como seres humanos dispuestos y listos para contribuir con el servicio a la comunidad.
El premio Manuela Espejo, establecido en la Ordenanza Metropolitana 0235, indica que será entregado: “…a una mujer que haya cumplido una labor preponderante en el desarrollo de la ciudad o del país, a través de actividades cívicas, culturales, educativas, sociales, ecológicas, laborales y que merezca ponerse en relieve como ejemplo de las futuras generaciones”. Así este año 2019 el premio se lo llevó una mujer que decidió darlo todo como proyecto de vida, que siempre en su mente y su corazón latía como postulado para el servicio, “tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber”
La Modalidad en Línea de la UIDE felicita a nuestra querida amiga Rosa y a la fundación por tan especial y dedicada labor, recordando que cuando la academia aporta a la sociedad, permite no solamente el mejoramiento de un proyecto sino también un cambio importante en las vidas que estos proyectos tocan; como las de las mujeres que participaron del proyecto “Choco cumi” durante años, posicionado como uno de los tantos proyectos exitosos de la modalidad y que ahora empiezan a rendir frutos, permitiendo que estas mujeres ahora tengan vidas “con sabor a chocolate”.