fbpx

Conversatorio “La Asamblea Nacional: entre el escándalo y la expectativa” por Fabricio Vela

La historia de la Función Legislativa y la participación de sus actores políticos desde el retorno a la democracia (en 1979) fueron los temas que abordó hoy el periodista Fabricio Vela, en el marco del taller ‘Asamblea Nacional, entre el escándalo y la expectativa’, con los estudiantes de Comunicación de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE).

Con una trayectoria de 26 años como reportero de reconocidos medios de comunicación y especializado en la cobertura legislativa, Vela destacó el papel de esta función del Estado, que según el contexto político se ha denominado Cámara de Representantes, Congreso Nacional, Asamblea Constituyente,  Comisión (temporal) legislativa y de fiscalización hasta llegar a la actual Asamblea Nacional, vigente tras la aprobación de la Constitución de Montecristi.

Vela relató casos emblemáticos de la política nacional en donde los representantes de la función legislativa asambleístas o diputados, según el caso, han sido protagonistas. Por ejemplo, el juicio político en contra del ex Vicepresidente Alberto Dahik o la postura del Congreso frente a protestas sociales que desencadenaron en la caída de presidentes como Abdalá Bucaram, el 5 de febrero  1997, que condujo al interinazgo de Fabián Alarcón; o la de Lucio Gutiérrez, el 20 de abril de 2005, que dio paso a una sucesión del poder en manos de Alfredo Palacio. En todos estos acontecimientos, han estado presentes la negociación y el cálculo político incluso, por encima de las normas y la Constitución de la República.

De igual manera, puso en evidencia el rol de los medios de comunicación como actores del debate político y el de los periodistas como testigos de los acontecimientos que han marcado hitos en los diferentes momentos políticos del país. En este sentido, destacó valores como la responsabilidad en el manejo de la información, la importancia de verificar las fuentes así como el de estar siempre informados, los cuales le otorgan “una visión global” para el desempeño de su profesión y constituyen los pilares de un comunicador integral.