fbpx

29 de mayo: Día Mundial de la Salud Digestiva.

Escuela de Nutriología Universidad Internacional del Ecuador.

El 29 de mayo se celebra el Día Mundial de la Salud Digestiva, impulsado en el año 2005 por la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), que es la institución que vela por la salud digestiva a nivel mundial y concienciar a la población sobre la prevención y tratamiento de las enfermedades digestivas. (Zolezzi Francis, 2022).

En el año 2005 los miembros de la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO) de Irlanda pusieron en marcha el Día Mundial de la Salud Digestiva, con un evento realizado a finales de mayo denominado: “Vive la buena vida: eres lo que comes” por miembros de Irlanda.

La salud digestiva está referida a un buen funcionamiento del sistema digestivo, con un adecuado tránsito intestinal y una microbiota equilibrada. (u.s. department of health and human services, 2008)

El sistema digestivo tiene como función primordial extraer los nutrientes de los alimentos ingeridos que servirán para producir la energía que necesitamos en nuestra actividad diaria, así como generar las enzimas y microorganismos que forman los distintos órganos y sistemas de nuestro organismo.

En el aparato digestivo, y específicamente en el intestino, se concentra aproximadamente el 70 % de nuestras defensas, con más de 1.000 especies de bacterias digestivas. No todas las bacterias intestinales son perjudiciales, pues en su mayoría ayudan a mantener la salud digestiva

Para el año 2022 la campaña se centra en retomar las investigaciones y medidas para prevenir el cáncer colorrectal, la segunda causa de muerte relacionada con cáncer en el mundo. Este tipo de cáncer presenta la característica de ser curable en etapas tempranas y con un buen pronóstico, y por ello, las pruebas diagnósticas son cruciales.

la pandemia de COVID-19 interrumpió los programas de detección del cáncer colorrectal y generó una acumulación de procedimientos de endoscopia y colonoscopia en el mundo.

El cáncer colorrectal (CCR) es un tumor o neoplasia localizada en el colon o en el recto (intestino grueso). Supone el tumor maligno de mayor incidencia, El cáncer colorrectal es la neoplasia de mayor frecuencia en vías digestivas, constituyendo del 9 al 10% de todos los cánceres en el mundo. Se conoce como el cuarto cáncer más diagnosticado en hombres y el tercero en mujeres. (Moreno Diana, 2020)

Una persona está más predispuesta a padecer cáncer de colon o recto si tiene antecedentes familiares (más riesgo cuanto más directo sea el familiar, más familiares hayan tenido cáncer de colon y/o recto y cuanto más joven sea el familiar afectado), la edad (mayor riesgo a partir de los 50 años) y el haber padecido previamente algún otro tumor o tener enfermedades crónicas del colon, como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Cröhn, o enfermedades en los que se desarrollan múltiples pólipos en el colon. (Rosales José, 2022).

 

Factores asociados

El CCR se presenta en dos escenarios: el esporádico y el genético. El esporádico oscila entre el 80 y 90% de los casos. Al parecer, sigue en la secuencia el adenocarcinoma asociado a factores ambientales y estilos de vida. (Hano O, 2011).

El CCR presenta una estrecha relación con los estilos de vida. Algunos estilos de vida que presentan alto riesgo para desencadenar CCR son la dieta, la falta de actividad física, consumo de alcohol y tabaco, entre otras. (Machicado E,2015).

  1. Consumo de Grasas (más del 30% de la dieta diaria).
  2. Consumo de carnes rojas (más de 100g al día).
  3. Consumo de embutidos (más de 50g al día)
  4. Consumo de Tabaco (2-5cigarrillos/día).
  5. Consumo de Alcohol (más de 40g/d en mujeres y más de 60g/d en hombres/día)
  6. Consumo de café (>300mg diarios)
  7. Estrés y falta de actividad física

La obesidad se vincula de forma directa con la aparición de diabetes mellitus tipo 2 y aumento de riesgo cardiovascular, esta condición promueve el factor de riesgo para CCR. (Corréa M,2005).

En la prevención primaria de Cáncer Colorrectal se busca eliminar los factores que puedan causarlo con el objetivo de impedir o retrasar su aparición.

En este sentido, el estilo de vida en general y la dieta en particular tienen un papel fundamental. Por tanto, se recomienda una dieta saludable rica en fibra, frutas y vegetales controlada en grasas, la base de una alimentación saludable es que sea equilibrada, suficiente, variada, higiénica y atractiva.

 

Recomendaciones Generales para seguir una dieta equilibrada

  1. Coma despacio, masticando bien, no realice otras actividades al mismo tiempo y, si es posible, hágalo acompañado.
  2. Planifique la compra periódicamente y adaptada a la elaboración de los menús.
  3. Elija alimentos propios de cada estación y almacénelos adecuadamente. El etiquetado que acompaña a los alimentos es un medio útil para conocer el contenido en sustancias nutritivas.
  4. No olvide que, “el comer es un placer” al que no se debe renunciar porque además contribuye a mantener una buena salud mental.
  5. Una alimentación saludable consiste en comer de todo sin exceso y distribuir los alimentos a lo largo del día.
  6. Es muy importante que el almuerzo y la cena sean completos, es decir que tengan alimentos de todos los grupos nutricionales; deberá haber verduras, hidratos de carbono (cereales, legumbres, patatas, arroz o pasta) y proteínas (carne, pescado o huevo).
  7. Cocine los alimentos de forma sencilla para facilitar la digestión y conservar todas las vitaminas y minerales de los alimentos: al vapor, hervidos, al horno, en el microondas, al papillote o a la plancha.
  8. Se pueden tomar guisos suaves preparados con verduras como el calabacín, las zanahorias, cebollas, también puede tomar ocasionalmente frituras, sofritos, etc. según la tolerancia. Utilice aceite de oliva preferentemente.
  9. Se recomienda un consumo moderado de grasas, especialmente las de origen animal (consuma carnes blancas o magras y pescado). Evite los embutidos, el tocino y los alimentos precocinados.
  10. Coma fruta varias veces al día porque son ricas en vitaminas y minerales.
  11. Limite el consumo de alcohol a 1 ó 2 copas de vino, cerveza o sidra al día.
  12. Utilice la sal con moderación; sustitúyala por otros condimentos como el vinagre, el limón y diferentes especias para aumenta el sabor.
  13. Distribuya la ingesta en 5 ó 6 comidas al día
  14. Procure beber como mínimo 6 vasos de líquidos al día, preferiblemente entre las comidas (agua, infusiones, caldos, zumos) si no hay contraindicación médica.
  15. Manipule los alimentos de forma higiénica: lave las frutas y verduras antes de pelarlas, guarde los alimentos en la nevera bien tapados. (Osinaga, Jimena 2022)

 

Conclusiones

  1. El cáncer colorrectal es una neoplasia frecuente, que está aumentando en los países desarrollados, con alto poder curativo si se diagnostica precozmente.
  2. Los hábitos alimentarios y dietéticos (dieta baja en grasa, rica en verduras, frutas, calcio y vitamina D) y el estilo de vida (no fumar, hacer ejercicio, moderar el consumo de alcohol y las carnes rojas) son importantes para la prevención del cáncer colorrectal.

 

BIBLIOGRAFIA:

  1. Zolezzi Francis, Alberto. (2010). 29 de mayo: Día Mundial de la Salud Digestiva. Revista de Gastroenterología del Perú30(1), 9-10. Recuperado en 23 de mayo de 2022, de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1022-51292010000100001&lng=es&tlng=es.
  2. S. DEPARTMENT OF HEALTH AND HUMAN SERVICES National Institutes of Health NIH Publication No. 08–2681S Julio 2008.
  3. https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-salud-digestiva.
  4. Moreno Diana, 2020 Factores asociados a cáncer colorrectal. Rev. Med. Risaralda; 26 (1)
  5. Rosales José, 2022. Fundación Española de Aparato Digestivo. https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/cancer-de-colon/cribado-del-cancer-colorrectal/#concepto
  6. Hano O, Wood L, Galban E, et.al. (2011) Factores de riesgo para el cáncer colorrectal. Rev Cub Med; 50(2): p.118-132.
  7. Machicado E, Giraldo R, Fernandez K, Geng A, García D, Concha I, et.al. (2015) Localización y clínica asociada al cáncer de colon. Hospital Nacional Arzobispo Loayza: 2009 – 2013. Horiz Med; 15 (2): p. 49-55.
  8. Corréa M, Gomes da Silva M. 2005. Colorectal cancer: lifestyle and dietary factors. Nutricion Hospitalaria. 4 (2): p.235- 241.
  9. Osinaga, Jimena 2022 Fundación Española de Aparato Digestivo, https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/cancer-de-colon/recomendaciones-nutricionales-cancer-colorrectal/